ES EN
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar publicado en 2004:KAZ significa paz en japonés, y el concepto que ofrece la Universidad […]
Eliica KAZ 8 Ruedas eléctricas
10 Agosto 2016

Eliica KAZ 8 Ruedas eléctricas

publicado en 2004:

KAZ significa paz en japonés, y el concepto que ofrece la Universidad Keio para un automóvil del futuro es mucho más que sólo una vaga idea como podrían ser los automóviles de mañana: rompe con los moldes preconcebidos y demuestra claramente que el coche eléctrico puede tener una gran vida por delante y que es mucho más eficaz de lo que se había creído hasta ahora.

Hiroshi Shimizu, ingeniero y profesor en la prestigiosa universidad Keio en Kanagawa (Japón) no es un desconocido en el campo de los vehículos eléctricos, su modelo IZA, creado en 1991, mantiene el récord de velocidad de un coche eléctrico, con 176 km/h y una autonomía de 270 kilómetros a una velocidad constante de de 100 km/h. En 2001 presentó su primer modelo KAZ, un espectacular vehículo de ocho ruedas y 6,7 metros de largo, desarrollado con la ayuda de la Universidad Keio y sus estudiantes, además de muchas empresas colaboradoras. Lleva dos ejes delanteros separados, y un tandem de ejes traseros. En 2005, con la segunda generación de este vehículo, su nombre cambió en Eliica, y sus avances son constantes para crear un modelo apto para su producción en serie.

El Eliica representa un automóvil totalmente novedoso, grande y lujoso con sus 5,1 metros de largo, que destaca por sus excelentes prestaciones con velocidades de entre 190 y 370 km/h según su versión, y una autonomía de 300 y 180 kilómetros respectivamente; o sea que más rápido es, menos autonomía tiene. También destaca la enorme potencia de sus ocho motores eléctricos, que alcanzan un total de entre 850 CV (el más rápido) y 640 CV (el de la mayor autonomía). Los técnicos prometen que dentro de poco podrán aumentar la autonomía aún bastante más.

El automóvil llama poderosamente la atención por su singular diseño que cuida al máximo el tema de la aerodinámica, y que lleva cuatro ruedas por delante y otros cuatro por detrás, tres de los cuatro ejes son direccionales, y todos motrices. De hecho en cada buje de la rueda se encuentra un potente motor eléctrico, que transmite su fuerza directamente a la rueda, con lo que solamente falta sincronizar tanta potencia individual para un armonioso conjunto.

El concepto denominado “plataforma integrada” es la base de la nueva tecnología, que consta de los motores eléctricos dentro de las ocho ruedas, un bastidor que a su vez lleva incorporado casi todos los componentes más las baterías de litio-ion (por lo tanto todo el peso se centra en la plataforma baja, lo que es ideal para una excelente adhesión en carretera). Otro singular detalle es la suspensión en tándem, que ayudaba a reducir el tamaño de las ruedas por el hecho de doblarlas, o sea ocho ruedas más pequeñas en vez de cuatro de mayor tamaño. Dicen que el impacto que producen las ruedas con la carretera se dispersan mejor en cuanto haya más cantidad de ellas.

Para llegar al máximo en su nuevo concepto, el Eliica es desarrollado en dos versiones diferentes, una figura como modelo de pruebas equipado con mayor cantidad de baterías, apto para elevadas prestaciones, y la otra lleva un interior de sedán de lujo para lograr su homologación y realizar pruebas reales en carretera. El concepto del diseño permite diferentes soluciones entre un coche deportivo, un sedán de más de cuatro plazas, un tipo de furgoneta o un microbús, todo será posible sobre la misma plataforma.

En este modelo se utilizan dos tipos de baterías de litio-ion, que de hecho parecen ser las baterías del futuro, ya que permiten muchas recargas sin problemas y tienen un peso muy razonable en relación con su potencia. El tiempo de recarga es más baja que en otro tipo de baterías. Además permite crear cualquier tamaño de acumulador final al unir mayor o menor cantidad de los llamados stags. Una de las baterías es especialmente preparada para alta velocidad y gran aceleración, mientras que la otra está para dar mucha autonomía. Lo que cambia es la densidad de energía de entre 41 Wh/kg y 72 Wh/kg y la densidad de la potencia desde los 1.500 W/kg y más en la versión de alta velocidad, y 700 W/Kg en la de elevada autonomía.

En el Eliica cuatro baterías unidas forman un módulo, y veinte módulos forman el acumulador completa. Utiliza un inversor para convertir la corriente continúa en alterna, refrigerado por agua. Cada motor bajo el control de este inversor tiene un par máximo de 100 Nm, a unas 12.500 revoluciones por minuto y una potencia de salida de 80 kWh. Los motores elegidos son de tipo sincrónico de imanes permanentes de neodimio-hierro. Integrado dentro del buje de la rueda llevan un cambio planetario para la reducción de la velocidad, más una unidad de freno de disco.  

Los parámetros de esta tecnología pues son los motores en los bujes y una plataforma baja que integra todos los componentes, el conjunto da el máximo espacio para el habitáculo. También ayudan en este concepto las ruedas de menor tamaño, unidas entre sí por una suspensión tándem desde la rueda primera a la segunda por cada lado. Este sistema o¡podría complicar  la maniobrabilidad,con lo que en la versión de altas prestaciones del Eliica se ha optado que sólo los dos ejes delanteros fuesen direccionables, mientras que en la versión de carretera también el cuarto eje es direccional, con el giro a la inversa.

Tanto en el KAZ como en el Eliica se ha estudiado a fondo el tema aerodinámico de la carrocería, un desafío bastante grande ya que se pretendía llegar a ofrecer un automóvil poderoso, una mezcla entre sedán de lujo y un coche deportivo, simplemente para demostrar que este vehículo eléctrico pueda mejorar todas las prestaciones de los vehículos actualmente en moda. Para alcanzar la velocidad máxima que ronda los 400 km/h se ha precisado estudiar la resistencia al aire, también para llegar a un mínimo consumo de energía. Con el fin de aún mejorar en este aspecto, Eliica ya tiene el diseño listo de sus próximos modelos que serán los últimos pasos para llegar a producir estos automóviles en serie en un futuro muy cercano.

“La funcionalidad y las prestaciones de los futuros coches eléctricos tienen que ser muy superiores a las de los modelos actuales, solo de esta manera se hace socialmente aceptable”, dijo Hiroshi Shimizu, ingeniero y padre del KAZ.

Los origines de los automóviles de ocho ruedas:

Las primeras informaciones datan de 1910, cuando el americano M.O. Reeves presentó su Octoauto, equipando a un Willys Overland con doble eje delante y atrás. La batalla entre el primer y el último eje era de 4,45 metros. Tres de los cuatro ejes eran directrices, pero aún así con la tecnología de entonces no era fácil de manejar. Pero se hablaba mucho de la seguridad que representaba esta configuración. El escritor y editor Elbert Hubbard hizo una prueba en este Octoauto y se quedó entusiasmado, el coche saltaba por los baches de una carretera a bastante velocidad sin que se produjeran los temibles pinchazos.

Según su inventor, la explicación era sencillo: el peso estaría distribuido no en cuatro, sino en ocho ruedas. En un coche normal, cada rueda más o menos soportaría una cuarta parte del peso del vehículo, pero en el momento en que una rueda se cayera en un bache, pues una de las ruedas de repente tendría que cargar con mucho más peso, lo que produciría los problemas con los neumáticos. Que más neumáticos tenga un automóvil, mejor. Además se podía comprobar que los ocho aguantaron más años de vida que sólo cuatro. ¿Convencidos?

En los años treinta el constructor alemán Gotthard Rimmek patentó su modelo de ocho ruedas basados primeramente en un Brennabor, y algo más tarde, ya muy perfeccionado, en un Adler. La característica principal de este modelo fueron sus pares de ruedas, colocados una detrás de la otra con paralelogramos de oscilación y suspensión progresiva, para lo que consiguió la mencionada patente. Funcionó, pero era demasiado voluminoso y estrepitoso para un automóvil, y despareció como tantos otros inventos.




Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
Aceptar
Manz Soluciones On/Off