ES EN
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar Audi continúa sorprendiendo, también en el 2014. Presenta en la feria Consumer Electronics Show (6 […]
Audi Sport Quattro Laserlight Concept
02 Enero 2014

Audi Sport Quattro Laserlight Concept

    Compartir
    Audi continúa sorprendiendo, también en el 2014. Presenta en la feria Consumer Electronics Show (6 al 10 de enero de 2014 en Las Vegas) un fascinante prototipo, el Audi Sport quattro laserlight concept, que recuerda al clásico Sport quattro de 1983 y, al mismo tiempo, remite al futuro, incorporando las tecnologías más innovadoras de la marca de los cuatro aros en cuanto a propulsión híbrida enchufable, manejo e indicación y tecnología de iluminación.



    El sistema de propulsión híbrido enchufable confiere al Audi Sport quattro laserlight concept una dinámica fascinante. Su potencia de sistema es de 700 CV (515 KW), y el par motor de sistema asciende a 800 Nm, que se transmiten hasta el sistema de tracción quattro a través de un tiptronic de ocho relaciones modificado; la tracción quattro incorpora un diferencial deportivo en el eje trasero. De media, el showcar obtiene un consumo según la norma correspondiente de 2,5 litros de combustible a los 100 km, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 59 gramos por km.

    Como motor de combustión se utiliza un V8 de cuatro litros con sobrealimentación biturbo, que rinde 560 CV (412 KW) y genera 700 Nm de par motor. El sistema cylinder on demand (COD), que en régimen de carga parcial desconecta cuatro cilindros, y un sistema de arranque y parada convierten al ocho cilindros en un motor muy eficiente. Entre el 4.0 TFSI y la caja de cambios se ha montado un motor eléctrico con forma de disco que entrega 150 CV (110 KW) y 400 Nm. Obtiene la energía necesaria para su funcionamiento de una batería de iones de litio refrigerada por líquido situada en la zaga, cuya capacidad es de 14,1 kWh, suficiente para recorrer hasta 50 km en modo eléctrico. La carga se realiza a través de un módulo de pared o wallbox de Audi, que garantiza un óptimo suministro de energía.

    Un inteligente sistema de gestión regula la interacción de los motores en función de las necesidades. El conductor puede elegir entre tres modos diferentes. En el modo EV sólo funciona el motor eléctrico, y con su elevado par motor propulsa el showcar con gran potencia también fuera de ciudad. Un pedal de acelerador activo muestra al conductor mediante una resistencia variable la transición al modo híbrido, de modo que éste pueda gestionar la transición de forma consciente.

    El modo híbrido se centra en la combinación óptima en términos de consumo del motor V8 TFSI y el motor eléctrico mediante el uso de los datos del entorno y de la ruta. El conductor puede influir selectivamente en la función hold o charge del MMI, por ejemplo, en caso de que desee disponer de energía eléctrica para recorrer los últimos kilómetros en el lugar de destino. El sistema de dinámica de conducción Audi drive select ofrece otras posibilidades de regulación: a cada uno de los perfiles de conducción se les asignan diferentes niveles de recuperación.

    En el modo Sport, la estrategia operativa adapta el sistema de propulsión para obtener la máxima potencia. Cuando el V8 y el motor eléctrico propulsan conjuntamente, el Audi Sport quattro laserlight concept acelera en 3,7 segundos de 0 a 100 km/h, con una velocidad punta de 305 km/h.

    El coupé, una evolución del Sport quattro concept, en color Rojo Plasma, recuerda al histórico Sport quattro, con una carrocería de voladizos cortos, y proporciones equilibradas y deportivas. Con una batalla de 2.784 mm, tiene una longitud de 4.602 mm, y resulta muy ancho (1.964 mm) e inusualmente bajo (1.386 mm). En los faros dobles, una típica característica quattro, Audi pone de manifiesto el futuro de la tecnología de iluminación con una combinación de faros Matrix LED y luz láser.

    El interior del Audi Sport quattro laserlight concept es una continuación de la línea de elegante deportividad del exterior, con un habitáculo realizado en tonos grises oscuros y un diseño totalmente centrado en el conductor. Tanto el diseño como la selección de los materiales ponen de manifiesto la filosofía de construcción ligera de Audi. El tablero de instrumentos recuerda, visto desde arriba, al ala de un planeador. Una bandeja de CFRP constituye la estructura portante del interior y actúa a su vez como portaobjetos en las puertas.

    El volante deportivo multifuncional deja ya entrever las futuras soluciones deportivas de la producción en serie. Lleva dos botones que permiten al conductor influir en la propulsión híbrida, un botón rojo de arranque-parada, una tecla para el sistema Audi drive select y un botón “view” para controlar el Audi virtual cockpit. Una gran pantalla TFT muestra toda la información importante mediante representaciones de efecto tridimensional y de alta resolución; un procesador de última generación Tegra 30 de Nvidia procesa los gráficos. El conductor puede cambiar entre diferentes modos. Por ejemplo, en el modo MMI predominan los indicadores como el mapa de navegación o las listas de medios, mientras que en la vista clásica aparece el velocímetro en primer plano.

    Casi todas las funciones del Audi Sport quattro laserlight concept se pueden controlar a través del terminal MMI perfeccionado situado en la consola del túnel central. Su mando giratorio, que también actúa como touchpad, se puede mover en cuatro direcciones. Por su carácter intuitivo, el nuevo manejo recuerda a un smartphone. Se puede acceder de inmediato a todas las funciones más frecuentes. Gracias a un nuevo sistema de búsqueda de texto libre, para introducir la mayoría de los datos tan solo son necesarios unos pocos pasos; para una dirección de navegación, en casi todos los casos basta con cuatro caracteres. Mediante gestos multitouch en el touchpad, el conductor puede desplazarse rápidamente por las listas o hacer un zoom de la imagen del mapa, y también se ha perfeccionado el sistema de control por voz.

    Este dinamismo se debe también en gran medida al concepto de construcción ligera de Audi. En el habitáculo se combinan ultrarresistentes chapas de acero y elementos estructurales de fundición de aluminio. Las puertas y las aletas se han realizado en aluminio, el techo, el capó del motor y el portón trasero en material plástico reforzado con fibra de carbono. Con ello, el peso en vacío, incluidas las baterías, se limita a 1.850 kg.

    El eje delantero está formado por cinco brazos por rueda, y el eje trasero se rige por el principio de brazos trapezoidales. Los muelles y amortiguadores presentan unos ajustes deportivos, y la dirección dinámica varía su relación de transmisión en función de la velocidad a la que se circula. Las pinzas de freno actúan sobre discos de grandes dimensiones realizados en cerámica reforzada con fibra de carbono; los neumáticos tienen un formato de 285/30 R 21.
    Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
    Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
    Aceptar
    Manz Soluciones On/Off