ES EN
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar Este fin de semana el equipo Audi Sport estará al completo, ya que coinciden la primera carrera del […]
Audi en Spa
01 Mayo 2015

Audi en Spa

    Compartir
    Este fin de semana el equipo Audi Sport estará al completo, ya que coinciden la primera carrera del campeonato DTM en Hockenheim y la segunda del Mundial de Resistencia (WEC) en Spa-Francorchamps.



    En el trazado alemán, ocho Audi RS 5 DTM saldrán a la pista en el inicio de una temporada con un doble objetivo: renovar el Campeonato de Constructores y reconquistar el de pilotos. Miguel Molina será una vez más uno de los componentes del equipo Audi Sport DTM, integrado en el equipo ABT Sportsline, con Markus Michelberger como ingeniero de pista.

    La nueva temporada del DTM que se inicia este fin de semana en el circuito de Hockenheim estrena una serie de novedades que prometen fines de semana repletos de emociones. Tras los ensayos colectivos celebrados en los circuitos de Estoril y Oschersleben, Miguel Molina, el piloto español encuadrado en el equipo ABT Sportsline, explica las principales particularidades del nuevo formato.

    “A partir de este año habrá una carrera el sábado y otra el domingo, lo cual resulta apasionante porque cada una es independiente, es decir, tiene sus propios entrenamientos libres, su clasificación y su carrera. Esto es excelente para los pilotos, porque lo que más deseamos es estar en pista con nuestros coches. La carrera del sábado es de 40’ + 1 vuelta y la del domingo de una hora + 1 vuelta con parada obligatoria para cambiar neumáticos”.

    "Cuatro juegos de neumáticos para la clasificación y la carrera serán la clave. Sobre el papel son dos para cada día, pero al no existir pit stop el sábado podría haber alguna alternativa táctica. Este año no hay neumáticos de compuesto blando, así que habrá que estar muy atentos al momento adecuado para hacer el cambio el domingo."
     
    “Este año habrá 24 coches, todos ellos oficiales. Me parece muy acertado que las dos carreras puntúen igual, porque conseguir acabar entre los diez primeros será igual de difícil y de merecido.”

    Este mismo fin de semana, el Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC), tendrá su segunda cita en el circuito de Spa-Francorchamps, donde el equipo Audi Sport acudirá en calidad de líder del mismo tras la emocionante victoria conseguida en Silverstone hace quince días. Como es habitual, en Spa ya participará la tercera unidad del R18 e-tron quattro, en preparación para la cita más importante del año, las 24 Horas de Le Mans.

    Marcel Fässler/André Lotterer/Benoît Tréluyer (CH/D/F), ganadores en Silverstone, pilotarán el coche nº 7 mientras Lucas di Grassi/Loïc Duval/Oliver Jarvis (BR/F/GB) el Audi nº 8 .Filipe Albuquerque/Marco Bonanomi/René Rast (P/I/D) llevarán el nº 9, con una configuración aerodinámica distinta para acumular datos útiles para Le Mans. Uno de los puntos clave del circuito belga son las dos frenadas tras una larga recta. En la primera, después del Radillon, el año pasado el Audi R-18 e-tron quattro alcanzó los 270 km/h de velocidad punta, que subió hasta los 298 km/h al llegar a la chicane anterior a meta, que se pasa a 71 km/h. Estas frenadas son dos lugares clave para recuperar energía, que después se emplea en aceleración a la salida de las curvas.
    Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
    Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
    Aceptar
    Manz Soluciones On/Off