ES EN
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar BMW logra afianzar su papel precursor en materia de electrificación del conjunto propulsor en los […]
BMW 225xe y 330e híbridos plug-in
03 Septiembre 2015

BMW 225xe y 330e híbridos plug-in

    Compartir
    BMW logra afianzar su papel precursor en materia de electrificación del conjunto propulsor en los segmentos automovilísticos premium, aplicando la innovadora tecnología BMW eDrive en los nuevos modelos BMW 225xe y BMW 330e.



    La tecnología BMW eDrive incluye diversos componentes de avanzada tecnología para automóviles híbridos enchufables, y contribuye considerablemente a la disminución del consumo y a la reducción de las emisiones. BMW eDrive es uno de los módulos de la estrategia de desarrollo BMW EfficientDynamics.  

    BMW eDrive es la nueva tecnología de propulsión para todos los automóviles eléctricos de BMW i, así como para los modelos híbridos enchufables de BMW. La tecnología BMW eDrive es, además de la tecnología BMW TwinPower Turbo, el uso inteligente de materiales ligeros y la optimización de la aerodinámica, uno de los pilares más importantes que sustenta la estrategia EfficientDynamics, aplicada con el fin de optimizar las prestaciones y, a la vez, reducir el consumo y las emisiones de CO2. Adicionalmente, BMW eDrive ofrece la posibilidad de conducir únicamente con el motor eléctrico y, por lo tanto, localmente sin generar emisiones en absoluto. Utilizando la combinación de los dos motores, también es posible recorrer grandes distancias.

    La tecnología BMW eDrive también consigue que el comportamiento del coche sea sumamente dinámico, lo que se debe a la respuesta inmediata del motor eléctrico y el elevado par que entrega desde el mismo momento en que se pone en movimiento el coche. La función de impulso adicional eBoost, que combina el par de ambos motores al acelerar con vehemencia, garantiza que en todo momento se pueda disfrutar del típico placer que significa estar a los mandos de un BMW.

    La tecnología BMW eDrive abarca esencialmente el motor eléctrico, el acumulador de alto voltaje de ión-litio, y la electrónica funcional. Sobre la base de la estrategia de generar un impulso eléctrico (eBoost) adicional, que comparten todos los modelos híbridos enchufables de BMW, la combinación de los dos sistemas de propulsión redunda en una entrega superior de potencia, lo que significa que la respuesta de la tecnología BMW TwinPower Turbo es aún más contundente. Con BMW eDrive es posible conducir únicamente con el motor eléctrico, tanto en la ciudad como en carreteras interurbanas, en beneficio del cliente. Una parte importante de la estrategia del funcionamiento cosiste en el uso más eficiente posible de la energía eléctrica, ya sea recargada externamente o recuperada internamente.

    En el caso de los modelos híbridos enchufables, el sistema de gestión inteligente de la energía se ocupa en cualquier situación de garantizar la coordinación óptima del funcionamiento del motor de combustión y del motor eléctrico. La estrategia de su funcionamiento prevé que el coche se ponga en movimiento primero únicamente con el motor eléctrico. A bajas y medianas velocidades, los modelos híbridos enchufables de BMW funcionan preferentemente con el motor eléctrico, aprovechando así las ventajas de la conducción eléctrica localmente exenta de emisiones. Al acelerar con mayor fuerza o al conducir a velocidades más altas, se agrega el funcionamiento del motor de combustión. La función de impulso adicional tiene como consecuencia un comportamiento dinámico óptimo y prestaciones superiores, gracias a la sobreposición del par de ambos propulsores. BMW eDrive también consigue que el funcionamiento del motor de combustión sea más eficiente a altas velocidades (asistencia eléctrica). De esta manera se reduce el consumo de combustible al conducir, por ejemplo, por carreteras o autopistas. La función de previsión de consumo de energía, que se activa cuando el navegador está guiando al conductor a un destino determinado, aplica una estrategia de funcionamiento de eficiencia optimizada previendo las circunstancias de la conducción, de manera que se aproveche al máximo el funcionamiento del motor eléctrico.

    Al igual que en el caso del BMW i8, basta pulsar una tecla con el fin de activar el modo MAX eDRIVE, para que los modelos BMW X5 xDrive40e, BMW 330e, BMW 225xe y BMW 740e funcionen únicamente con el motor eléctrico a velocidades de hasta 125 km/h. En este modo de conducción, el motor de combustión únicamente se suma al funcionamiento cuando el conductor activa la función «kick-down», pisando a fondo el acelerador. Con el modo SAVE BATTERY activo, puede mantenerse el estado de carga de la batería de alto voltaje, para aprovechar su energía posteriormente, cuando se opte por conducir únicamente con el motor eléctrico. Si el nivel de carga es inferior a 50 por ciento, se carga el acumulador. Al colocar la palanca selectora en la pista S, siempre se pone en funcionamiento el motor eléctrico, sin importar el modo que se haya activado antes. De esta manera se dispone de la máxima potencia de ambos motores. Al mismo tiempo, se eleva el nivel de carga a 80 por ciento.
    Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
    Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
    Aceptar
    Manz Soluciones On/Off