ES EN
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar La isla balear Formentera pone en marcha un plan innovador para una incorporación progresiva de […]
Formentera con el e-Mehari
08 Junio 2016

Formentera con el e-Mehari

Compartir
La isla balear Formentera pone en marcha un plan innovador para una incorporación progresiva de vehículos eléctricos, y el nuevo Citroën e-Mehari, 100% eléctrico, es el embajador para lograr una movilidad totalmente sostenible en la isla.

En una iniciativa pionera, Formentera se ha propuesto aumentar progresivamente el número de vehículos eléctricos que circulan por sus calles. El Consell Insular ha elegido al Citroën E-Mehari, sucesor “cero emisiones” del mítico Citroën Méhari de mayo de 1968, como imagen de esta revolución, que sitúa a la pequeña de las Pitiusas como un referente mundial en la búsqueda de una gestión ecológica y sostenible del turismo y la movilidad. Es una prolongación natural de la relación histórica de la isla con el Méhari, donde circulan varias decenas de unidades, 147 de ellas matriculadas en la isla, de este automóvil mítico, que dejó de fabricarse en 1987.

El acuerdo con Citroën prevé la cesión de las primeras unidades del E‑Mehari matriculadas en nuestro país. Los vehículos se destinarán a las áreas de Movilidad y Turismo del Consell Insular para promoción turística e institucional y servicios de protección medioambiental. Además, los E-Mehari cedidos por Citroën España serán utilizados como automóvil oficial, para el traslado de autoridades y personalidades ilustres que visiten Formentera. Como imagen de la nueva filosofía energética de la isla, el nuevo modelo de la gama “full electric” de Citroën también estará muy presente en la web del Consell Insular, así como en las acciones promocionales del turismo de Formentera que se lleven a cabo a nivel nacional e internacional.

La isla dispone ya de 12 puntos de recarga, con capacidad para 32 vehículos eléctricos, una cifra que, dada la media nacional de 15,78 puntos de recarga por millón de habitantes, correspondería más a una gran ciudad del tamaño de Valencia que a una isla de apenas 12.000 habitantes.

Desde su despedida en 1987, Citroën ha flirteado con el lanzamiento de una versión actualizada del Citroën Méhari. Ha sido el vehículo elegido para salir de los estudios de diseño y recuperar el espíritu lúdico y aventurero del vehículo más playero de los casi 100 años de historia de Citroën, adaptándolo a las realidades, las exigencias y las inquietudes del mundo actual, como demuestran su diseño exterior y su modo de propulsión “full electric”.

El Citroën E-Mehari comparte con su ilustre antepasado su carácter de descapotable de cuatro plazas con una clara vocación de ocio. Tanto su capota de tela, negra o roja anaranjada, con amplias ventanas de plástico como su paleta de 4 colores (azul, naranja, amarillo y beige) se inspiran directamente en el Citroën Méhari clásico.

Sus características técnicas hacen del E-Mehari el vehículo ideal para recorrer de un modo confortable y ecológico los caminos y las carreteras de Formentera. Su autonomía de 200 Km en ciclo urbano permite disfrutar plenamente de una isla en la que la arteria principal, la PM-820, tiene una longitud total de 20 Km. Su velocidad punta de 110 Km/h posibilita aventurarse sin problemas lejos de los núcleos urbanos. Esta característica se refuerza con una carrocería sobreelevada y con protectores negros en los pasos de las ruedas y los bajos de carrocería que acercan al vehículo al universo de los SUV e invitan a escapar del asfalto en busca de la cala más recóndita.

Su carrocería de plástico termoformado lo hacen inmune al salitre y la corrosión, además de ahorrarle los costes de reparaciones de chapa y pintura, al aumentar su resistencia a pequeños golpes y roces. El habitáculo también refleja este espíritu relajado y despreocupado. Su tapicería de TEP impermeable permite lavar los asientos y todo el habitáculo con una manguera así como practicar deportes náuticos sin temor de estropear los revestimientos.

El E-Mehari añade tecnología al desenfado del Méhari original. Además de ofrecer autonomía y prestaciones, sus baterías LMP (Lithium Métal Polymère) destacan por su fiabilidad y seguridad, además de no sufrir alteraciones por los cambios de temperatura. Permiten recargar completamente el vehículo en 8 horas con una toma de 16 A en las instalaciones que lo permiten o en 13 horas en las tomas domésticas con 10 A de intensidad.

Fabricado entre 1969 y 1987 en varias plantas industriales, entre ellas las de Vigo, el Citroën Méhari ha logrado convertirse en toda una leyenda por su originalidad, su sencillez y su filosofía que invita a la escapada y a la alegría de vivir. Un cetro que su sucesor, el Citroën E-Mehari, aspira a recuperar casi tres décadas, 150.000 vehículos y miles de kilómetros de aventuras después.

Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
Aceptar
Manz Soluciones On/Off