ES EN
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar El fabricante austriaco Kreisel, experto en baterías y componentes para coches eléctricos, […]
Kreisel Evex eléctrico por 1 millón de Euros
06 Abril 2017

Kreisel Evex eléctrico por 1 millón de Euros

El fabricante austriaco Kreisel, experto en baterías y componentes para coches eléctricos, presenta su primer automóvil deportivo totalmente eléctrico, construido en conjunto con el fabricante germano EVEX, una empresa dedicada a dejar revivir viajas glorias. En este caso, el primer Kreisel superdeportivo presenta el Porsche 910, y costará alrededor de un millón de Euros. A cambio se obtiene un automóvil muy sofisticado, superrapido y único.

El Porsche 910 fue producido 35 veces hace casi 30 años, pero solo para que equipos pudieron participar en las carreras internacionales. En este caso los de más éxito fueron los pilotos Rolf Stommelen y Jochen Neerpasch. En los años 70 la empresa alemana EVEX empezó ofreciendo réplicas sofisticadas de estos modelos, fabricando un total de cuatro unidades. Ahora EVEX se ha unido con el experto eléctrico Kreisel para dejar renacer nuevamente unas cuántas unidades de este singular deportivo, pero esta vez equipado con la más sofisticada tecnología eléctrica para crear un superdeportivo eléctrico muy especial. ¿Qué mejor que ubicar todos los componentes fabricados por la compañía austriaca Kreisel en un llamativo deportivo de líneas clásicas?

Pues allí está. El Kreisel Evex alcanza en silencio los 300 km/h, acelera en tan solo 2,5 segundos de 0-100 km/h y, además, está homologado para la carretera, detalle importante que no se consiguió con el modelo original. Según sus creadores tiene una autonomía de unos 350 kilómetros gracias a su pack de baterías de 53kWh.

Para conseguir estas prestaciones, Kreisel tuvo que crear varios componentes nuevos. Por ejemplo, una caja de cambios automática de dos marchas, con desmultiplicación de 8,16 para la primera, y 4,67 para la segunda marcha. Lleva un diferencial autoblocante con bomba de aceite integrada para la lubricación y refrigeración.

El nuevo coche pesa unos 1.100kg, ya que lleva un pack de baterías de litio-ion de elevadas prestaciones. Para poder colocar tanto el pack de baterías como todo el tren de accionamiento en la parte trasera, Kreisel tuvo que modificar el bastidor para reforzarlo, además, optó por un nuevo sistema de refrigeración más adaptado que reemplaza la refrigeración original por aire.

Este automóvil será fabricado solo sobre pedido a un precio que puede rondar el millón de Euros.

Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
Aceptar
Manz Soluciones On/Off