ES EN
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar Una llamativa novedad que se basa en estudios realizados ya hace muchos años […]
La tecnología HYbrid-Air del Grupo Peugeot-Citroén
24 Febrero 2013

La tecnología HYbrid-Air del Grupo Peugeot-Citroén

    Compartir
    Una llamativa novedad que se basa en estudios realizados ya hace muchos años

    Con la tecnología HYbrid Air, Peugeot confirma por un lado su estrategia de reducción de consumo y de emisiones de CO2 y, por otro, su carácter de pionera con una nueva y revolucionaria solución. HYbrid Air asocia la gasolina y el aire comprimido en una solución full-hybrid. Peugeot se ha fijado como objetivo reducir las emisiones medias de su gama a 116g de CO2/km en 2015 sin sacrificar para ello el placer de conducción. Para conseguirlo, investiga diferentes tecnologías que sus vehículos equipan ya en la actualidad y que permiten progresos sustanciales; mejora continua del rendimiento de los motores térmicos, estrategia de downsizing de los motores gasolina y diésel, difusión del Stop&Start, propulsión eléctrica, etc.

    La tecnología vanguardista Hybrid Air se presenta en el modelo 2008, el nuevo crossover urbano desarrollado en y para tres continentes. Es la base perfecta para este nuevo sistema de tracción que asocia la gasolina y el aire comprimido para responder a las expectativas de los clientes y a los retos automovilísticos.

    El pliego de condiciones de esta tecnología comportaba objetivos muy claros; una sustancial reducción del consumo y las emisiones de CO2 en todos los continentes mediante una tecnología asequible en precio y que pudiera aplicarse a los turismos y vehículos comerciales de los segmentos B y C. Para cumplir con esos objetivos, HYbrid Air mezcla tecnologías probadas: nueva generación de motores de 3 cilindros de gasolina y aire comprimido. 80 patentes materializan los recursos movilizados en este importante trabajo de I+D.

    El HYbrid Air combina dos energías para lograr el mejor rendimiento en función de las diferentes situaciones. Así, el aire comprimido asiste e incluso sustituye al motor de gasolina en las fases de mayor consumo: aceleraciones y puesta en marcha. Esta tecnología utiliza elementos nuevos en el mundo del automóvil pero ya muy probados en otros sectores como el aeronáutico. El HYbrid Air está integrado por un depósito de energía que contiene aire a alta presión situado bajo el piso, en el túnel central, un depósito de baja presión al nivel de la traviesa del eje trasero que oficia de vaso de expansión y un grupo hidráulico integrado por un motor y una bomba situado bajo el capó, sobre la transmisión.

    Este último está compuesto por un tren epicicloidal gestionado electrónicamente que gestiona el reparto entre las dos energías. Sustituye a la caja de cambios manual y ofrece, además, la posibilidad de automatizar el cambio de marchas. El motor térmico es el tres cilindros gasolina de última generación. Dispone de las más modernas tecnologías: optimización del peso y de las dimensiones gracias a la máxima integración de componentes, reducción de las fricciones internas gracias al empleo de revestimientos Diamon Like Carbon, control térmico electrónico, y Split Cooling para un calentamiento más rápido en frío, etc. HYbrid Air presenta así como primera ventaja su compatibilidad con la plataforma existente, con beneficios en los apartados de habitabilidad y modularidad, que se mantienen sin cambios igual que el depósito de gasolina.

    La centralita controla las dos fuentes de energía para conseguir el mejor rendimiento global posible en función de la situación concreta. El cambio de un modo a otro se efectúa sin intervención del conductor. En el modo Aire (ZEV), sólo se utiliza la energía contenida en el sistema de aire comprimido encargado de mover el vehículo. Al expandirse, el aire ocupa un espacio cada vez mayor en el depósito y desplaza así un volumen proporcional de aceite. Este último es un vector de energía que alimenta el motor hidráulico acoplado a un tren epicicloidal. Con el motor térmico desconectado, el vehículo se desplaza sin consumir gasolina ni emitir CO2.  Este modo saca la quintaesencia al coche en circulación urbana.

    En modo Gasolina, trabaja sólo el propulsor de tres cilindros 1.2 VTi que motoriza al vehículo. Este motor dispone de las últimas tecnologías para presentar, en relación a la generación precedente, un peso inferior al modelo anterior en 21 kilos, fricciones internas reducidas en un 30% así como un control de la temperatura evolucionado que permite conseguir de manera más rápida la temperatura de funcionamiento óptima. Este modo se adapta perfectamente al uso en carretera o autopista a velocidad estable.

    En el modo Combinado, los motores de gasolina e hidráulico funcionan de manera conjunta para mover el vehículo en unas proporciones que se ajustan en función de la situación concreta de la vía para lograr el consumo óptimo. De manera muy suave, el HYbrid Air puede alimentar el motor hidráulico desde dos fuentes. Siempre que la cantidad de energía contenida en el depósito de aire a presión sea suficiente para responder a la demanda del conductor, el motor hidráulico utilizará esa fuente. En caso de necesidad, puede alimentarse también mediante la bomba hidráulica directamente. Este modo se destina, en particular, a las fases transitorias en ciudad y carretera (puesta en marcha, aceleraciones). 

    La recarga del depósito de energía se realiza de dos maneras. Al desacelerar (tanto al frenar como cuando se levante al pie del gas), la reducción de velocidad se obtiene no por la aplicación de las pastillas de freno contra los discos, sino por la resistencia a la compresión del aire en este acumulador. La alternativa consiste en la recarga por la puesta en marcha del motor térmico; en este caso, una parte de la energía que proporciona la gasolina se utiliza para comprimir el aire.  En ambos casos, la capacidad energética máxima del acumulador bajo presión se consigue de manera muy rápida, en apenas 10 segundos.

    Por su suavidad, el HYbrid Air presenta numerosas ventajas. Al recurrir a componentes ya probados, su robustez le permite adaptarse a las diferentes condiciones de las carreteras de todos los continentes. El HYbrid Air reduce considerablemente el consumo y las emisiones de CO2. En la prueba actual del ciclo de homologación, las cifras se establecen en sólo 2,9l/100 km y 69 g/km. El HYbrid Air es una etapa clave camino de los 2,0l/100km junto a otros avances tecnológicos. Este consumo récord se conseguirá con el aporte de otras innovaciones que se aplicarán al motor de gasolina y a la plataforma. Respecto al motor, la estrategia de downsizing y la gestión de la temperatura y la combustión son ejes muy importantes de mejora. La plataforma, por su parte, es el elemento de construcción modular clave en el desarrollo y la fabricación de nuevos modelos. El empleo de materiales aligerados y de procesos industriales innovadores permitirá conseguir ahorros importantes de peso.

    Una idea tan ingeniosa no podía ser el resultado de un esquema de desarrollo clásico. La tecnología HYbrid Air es el fruto de un proyecto que movilizó a 200 personas con un objetivo común. Los conocimientos utilizados, desde el desarrollo de un sistema de propulsión hasta la visión estratégica pasando por los estudios de clientela, permitieron trabajar en muy estrecha colaboración con los proveedores estratégicos, entre ellos Bosch. Finalmente, el HYbrid Air se financió en colaboración con el Programa de Inversiones de Futuro de la Ademe, la Agencia francesa del Medio Ambiente y la Gestión de la Energía.
    Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
    Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
    Aceptar
    Manz Soluciones On/Off