ES EN
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar También los grandes expertos se han dado cuenta que la introducción del […]
El desafío de la electromovilidad
30 Mayo 2011

El desafío de la electromovilidad

    Compartir
    También los grandes expertos se han dado cuenta que la introducción del vehículo eléctrico en nuestra vida cotidiana será bastante más lenta de lo previsto.

    Cifras optimistas suponen una participación del mercado de un 10% en 2025, con lo que queda claro que durante muchos años de este nuevo milenio el coche eléctrico comparte su presencia con otros tipos de tecnología de tracción. Por esta razón las grandes empresas tienen que trabajar en todos los frentes, mejorar sus motores de gasolina y los de gasóleo, pero también invertir y perfeccionar las tracciones mixtas como el híbrido y su versión más interesante, el “plug-in” (un híbrido que se puede recargar en un enchufe doméstico o en una estación de recarga), además de trabajar con el biocombustible y los diferentes sistemas de gas. Volvemos nuevamente al punto de salida de la evolución: que el cliente pueda elegir su tipo de motor y de energía o combustible que prefiere. Ya fue así hace más de 125 años cuando se inventó el automóvil.

    Se calcula que durante los próximos diez años, el 95% de todos los automóviles nuevos, unos 85 millones de unidades, tendrán motores de combustión. Entonces en lo que más se trabaja es en una reducción del consumo, un desafío constante con buenos resultados. Los 8 países más ricos del mundo, el G8, han acordado reducir las emisiones del CO2 de los automóviles hacía los 20 g/km, lo que equivale reducir su consumo en un 0,9 litros de más. Tarea fácil para las empresas, como confirman algunos de sus líderes, que de hecho intentan mejorar esta cifra significativamente.

    Pero nadie deja aparcada la evolución del coche eléctrico. Todos están convencidos que cada vez habrá más vehículos de esta índole, solamente faltan resolver aún cuatro grandes tareas: mejor comprensión de la compleja tecnología desde la batería hasta la electrónico, una mejor infraestructura, resolver el tema de los costes y por lo tanto el precio final del vehículo, y dar una respuesta a la gran pregunta de dónde vendrá la energía eléctrica del futuro. Según Dr. Martin Winterkorn,  concejero delegado del consorcio Volkswagen, el coche eléctrico sólo tiene sentido si no emite emisiones de ningún tipo, o sea que reciba la energía procedente de fuentes regenerativas. Winterkorn también esta convencido que la actual autonomía de un coche eléctrico, que ronda los 150 kilómetros, no es suficiente para su introducción masiva.

    No obstante también Volkswagen sigue desarrollando coches eléctricos y prepara estos modelos para su producción en pequeñas series a partir del año que viene. Después de un gama de vehículos híbridos, desde el VW Touareg, Porsche Cayenne y Audi Q5, los tres grandes todo terrenos del consorcio, entrará en serie el Audi R8 E-tron deportivo, y el VW XL1 a partir de 2012. A Partir de 2013 llegarán el pequeño Up!Blue E-Motion como vehículo de ciudad, y la gama eléctrica del Golf.

    Foto: El Volkswagen XL1, que entrará en producción en serie limitada a partir de 2012
    Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
    Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
    Aceptar
    Manz Soluciones On/Off