ES EN
06 Octubre 2016
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar La mayor parte de las emisiones de CO2 en el entorno urbano son provocadas por el transporte, de las […]

Motos con adn sostenible para el reparto responsable

Motos con adn sostenible para el reparto responsable
    Compartir
    La mayor parte de las emisiones de CO2 en el entorno urbano son provocadas por el transporte, de las cuales, el sector profesional y, de forma más concreta, el de delivery o reparto adquiere un papel protagonista dado el gran número de kilómetros que recorren diariamente.

    Afortunadamente, los últimos años han traído importantes avances y resultados positivos en la concienciación de movilidad sostenible dentro del sector empresarial, sobre todo en ámbitos urbanos, donde el uso de la moto eléctrica está experimentando un crecimiento exponencial y más acelerado.

    Concretamente, dentro del sector servicios, los negocios orientados al llamado delivery son un claro ejemplo de avance en la incorporación de flotas ecológicas en España. Grandes compañías ya sirven de ejemplo en este campo con la incorporación de motos eléctricas para sus servicios de reparto, pero ¿qué está ocurriendo realmente para que la movilidad sostenible no se vea como una alternativa real de medio de transporte?

    El principal problema reside en el desconocimiento existente sobre el sector eléctrico, los ciudadanos no son conscientes del amplio abanico de prestaciones que ofrecen las motos eléctricas y de las ventajas que suponen para el medio ambiente en el entorno urbano. Este tipo de transporte responde a las exigencias y necesidades tanto de empleados de grandes flotas de reparto como para aquellas empresas que los contratan.

    En lo que se refiere a términos económicos, compañías y clientes serían los máximos beneficiados en la contratación de este tipo de medios de transporte. Es evidente el ahorro a la hora de llenar el depósito, pues en este tipo de motos apenas supone un gasto de 2€ de electricidad, frente a los 12€ que costaría repostar un depósito de gasolina. De esta forma, la empresa ahorrará costes, lo que permitirá abaratar los precios, con una consecuencia directa en el precio final para el consumidor, que tenderá a la baja.

    Por otra parte, la mecánica de estos vehículos está diseñada en base a criterios de sencillez y perdurabilidad. El usuario no tiene las preocupaciones mecánicas de una moto común, ya que no cuenta con elementos de desgaste frecuente, como correas, filtros, bujías o tubos de escape. Esto repercute de forma positiva no solo en los costes de mantenimiento, que alcanzan un ahorro de en torno al 80%, sino que se le suma el tiempo, ya que el diagnóstico electrónico de este tipo de propuestas sostenibles apenas lleva unos segundos. En definitiva, estas propuestas ecológicas solo requieren atención en cuanto a la autonomía y recarga de la batería, así como la consistencia de las ruedas.

    Junto al ahorro, la seguridad es otra de las cualidades menos reconocidas de las motos eléctricas orientadas al sector profesional. Lejos de suponer un peligro para la integridad del conductor, son vehículos que proporcionan una excelente estabilidad y registran los mismos estándares de seguridad que sus homólogas de combustible tradicional.

    Por si fuera poco, la responsabilidad de una entidad con la sociedad no solo pasa por el cuidado del entorno natural, sino que también existen otras modalidades de contaminación, como la acústica o la lumínica, con las que toda entidad comprometida por la preocupación y respeto del medio ambiente debe responder de forma eficaz. Las propuestas de transporte eléctrico siempre proporcionan índices de emisión de ruido menores, convirtiéndose en vehículos completamente respetuosos con la sociedad en general y los clientes en particular.

    El concepto de responsabilidad y concienciación medioambiental ha pasado de la individualidad a la colectividad, siendo las empresas las principales en servir como ejemplo en el avance de las sociedades hacia la creación de ciudades inteligentes y de conciencia hacia la movilidad sostenible como alternativa real en medios de transporte. Es fundamental, en este sentido, que la compañías que cuentan con flotas de trabajo como, por ejemplo, aquellas con servicios de reparto, sean conscientes del impacto ambiental que producen en las ciudades en términos reales, y den el salto para convertirse en pioneras en la eliminación de emisiones CO2, en movilidad sostenible y en responsabilidad social.
    Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
    Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
    Aceptar
    Manz Soluciones On/Off