ES EN
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar La carismática marca mallorquina Loryc está de vuelta. A partir de 2016 se ofrecerá en la isla un […]
El Loryc esta de vuelta... en eléctrico
25 Octubre 2015

El Loryc esta de vuelta... en eléctrico

La carismática marca mallorquina Loryc está de vuelta. A partir de 2016 se ofrecerá en la isla un nuevo automóvil con esta denominación, un automóvil puramente eléctrico, que mantiene lo tradicional de los Loryc, su característica carrocería, su estilo deportivo, su carácter latino. En lo invisible se optó por la más alta tecnología actual, en lo visible se mantiene la clásica artesanía y el estilo inmortal de lo antaño.



Loryc fabricaba sus automóviles en la isla de Mallorca entre 1920 y 1925, poco tiempo, pero con un éxito sorprendente y unos palmares deportivos dignos de ser recordados. Su origen se basa en los tres socios Rafael Lacy, el ingeniero francés Albert Ouvrard y Antonio Ribas - de sus iniciales procede la palabra LOR y Cia, o sea LORYC -, que se dedicaron a crear automóviles sencillos al típico estilo de entonces: un bastidor corriente y adaptable para ofrecer varias carrocerías y un motor comprado, primeramente de la casa Ruby, para más tarde optar por los motores SCAP y EHP.

El nuevo Loryc pretende mantener la sencillez de un automóvil completamente abierto, el disfrute de su conducción por la bella naturaleza de la isla, y el uso de un motor ajeno, esta vez totalmente eléctrico de 20 CV de potencia, que añade algo que en el entonces no se tenía: disfrutar el paisaje en silencio.

"El motor eléctrico activamente refrigerado es de grandes dimensiones, se mantiene fresco incluso en los días de verano cálidos en las carreteras de montaña de Mallorca. Veinte caballos de fuerza eléctrica y una velocidad máxima de 80 km/h, parece que no tiene nada más que ofrecer, pero su pequeño parabrisas y el diseño de su cuerpo descubierto, le harán sentir la dinámica de cada uno de los 20 caballos en su piel, sin tener ningún tipo de ruido del motor, pudiendo disfrutar de la naturaleza en cualquier momento de la conducción. La transmisión de múltiples velocidades siempre ofrece un par de giro máximo para una conducción ágil, pero aun así se puede conducir el LORYC Electric muy cómodamente sin cambiar de marcha. La batería de alto rendimiento proporciona la energía para más de 130 km de diversión al volante."

Debido a la suspensión independiente de las cuatro ruedas y un sistema de amortiguación especialmente afinado, puede disfrutar por caminos sin asfaltar. Las llantas de 19 pulgadas, especialmente desarrolladas para LORYC con rayos de alambre y cierre centralizado, provienen de uno de los últimos fabricantes que ha mantenido este arte desde generaciones. Las llantas de este fabricante fueron utilizadas por casi todos los coches de carreras de marcas de automóviles famosas. Frenos de disco ventilados en las cuatro ruedas y un sistema de frenado hidráulico con ABS, mantienen el LORYC Electric totalmente controlado en cualquier momento. Gracias a la dirección asistida moderna, es una delicia manejarlo.

También el interior del  LORYC Electric brilla por el diseño puro y noble, reducido a lo necesario. Los asientos deportivos con apoyacabezas de forma integrada, el cinturón de tres puntos y las paredes laterales están cubiertas con piel de primera, cosido a mano. El volante, de acero y madera, se hace a mano en una pequeña fábrica con mucha habilidad técnica. Algo muy especial ofrece el panel de instrumentos de acero inoxidable: TODA la información relevante, como la velocidad, la resistencia restante, la temperatura, estado de la batería, etc. se visualizan en los instrumentos circulares con el diseño de los años 20. No hay pantallas digitales que perturben el modelo clásico, casi fiel a la apariencia original del salpicadero.

Habrá dos modelos en la oferta, el speedster tipo automóvil deportivo, y el pick-up, que permite llevar carga, una idea no carente de interés ya que podría utilizarse el automóvil para otros menesteres y hacer al mismo tiempo publicidad para la empresa que lo explota. Con toda la artesanía del vehículo, y por su producción limitada, no puede ser barato: se habla de unos 45.000 Euros. No demasiado para un tipo de clientela que gustaría combinar lo tradicional con lo moderno.

 

Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
Aceptar
Manz Soluciones On/Off