ES EN
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar Hemos tenido el placer de probarla durante casi un mes. […]
Fastwheel, con una sola rueda basta
25 Noviembre 2015

Fastwheel, con una sola rueda basta

Hemos tenido el placer de probarla durante casi un mes.

Cada vez vemos más vehículos eléctricos de movilidad personal circulando por nuestras ciudades. En un principio fue el Segway, que revolucionó el transporte personal en las ciudades, y que nos hacía girar la cabeza cada vez que veíamos uno cruzar a nuestro lado, pero como es obvio las cosas han cambiado y ya cada vez es más normal ver diferentes vehículos eléctricos de diferentes formas y colores cruzando por nuestro lado.

Este es el caso del pequeño Fastwheel, un vehículo eléctrico de movilidad de personas de una sola rueda, siendo un vehículo práctico, ligero y versátil.

Lo primero que nos destacó al abrir la caja que contiene un Fastwheel es lo pequeño que es. Uno piensa: ¿Se puede montar en una cosa así? Una vez pasado este primer momento lo encendemos, con solo apretar el botón rojo, y el Fastwheel está listo para montar.

Pero el que piense que es fácil montar en uno de estos vehículos, se equivoca, y mucho. Lo más complicado es acostumbrarse a montarse en él y a mantener el equilibrio. Este es uno de los pasos más difíciles, ya que hay que tener un buen equilibrio y enseñar a la mente a dejarse llevar para no caerse de un lado o del otro. Para asegurarnos de que no era porqué nosotros somos patosos con el equilibrio invitábamos a varias personas de distintas edades a probarlo, con el mismo resultado.

Para agilizar este aprendizaje Fastwheel ofrece unas pequeñas ruedas, que se instalan en los laterales, que estabilizan el vehículo para que así no fuese tan fácil desestabilizarse e ir acostumbrándose a él de manera más rápida, pero como nosotros no contábamos con esta ayuda hemos tenido que aprender cayéndonos y siendo insistentes.

Ha costado un poco, hay que reconocerlo, pero al final hemos conseguido montarlo con ligereza y una vez que uno lo consigue empieza a ver todo su potencial. Para ir para adelante solo hay que echarse un poco para adelante, para frenar, hay que enderezarse y para ir marcha atrás echarse un poco para atrás. Esto hace que el Fastwheel puede ser una continuidad de tu cuerpo y que el vehículo se dirija hacia donde tú quieras con solo unos pequeños movimientos de pies.

Por seguridad el vehículo está limitado a 18km/h por lo que no hay un gran peligro de accidente. El vehículo te avisa cuando has llegado a su velocidad máxima y te frena aunque sea bajada por lo que mantiene así su velocidad de seguridad.

Fastwheel cuenta con un motor de 450W y se ofrecen cuatro modelos diferentes baterías ofreciendo así diferentes autonomías.

        - La versión Classic con una batería de 132Wh y una autonomía de 15 kilómetros y un precio de 627€.

        - La versión Life con una batería de 170Wh y una autonomía de 25 kilómetros y un precio de 760€.

        - La versión Pro con una batería de 264Wh y una autonomía de 30 kilómetros y un precio de 893€.

        - La versión Pro Plus con una batería de 312Wh y una autonomía de 35 kilómetros y un precio de 949€.

Os recomendamos que lo probéis, no os desilusionéis a primera vista y que lo disfrutéis como niños, ya que, ¿Quién no tiene un pequeño niño en su interior?

Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
Aceptar
Manz Soluciones On/Off