ES EN
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar Como confirman desde Uusikaupunki en Finlandia, el supercar Dawn eléctrico presentado por […]
VALMET Dawn Project
13 Marzo 2012

VALMET Dawn Project

Como confirman desde Uusikaupunki en Finlandia, el supercar Dawn eléctrico presentado por la empresa Valmet en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra (Suiza) ha cumplido su propósito de llamar la atención del público hacía las grandes capacidades que tiene esta singular empresa finesa para fabricar y desarrollar coches eléctricos. De hecho, Valmet ya produce el Fisker Karma, el coche de Golf Garia, y hasta hace poco el Think… y está en conversaciones para aceptar otros encargos.

El Dawn no es un concepto de coche y tampoco un estudio como podría ser el coche del futuro, es un vehículo para llamar mucho la atención e ilustrar los componentes para vehículos eléctricos que ofrece la empresa Valmet, y cómo integrar todos estos sistemas en chasis y carrocería. El Dawn es una expresión de lo que se podría lograr si se combina la tecnología actual del coche eléctrico con un diseño visionario. Y cumplió con su propósito: fue uno de los automóviles más visitados en el Salón de Ginebra (aun abierto hasta el 18 de marzo 2012).

El Dawn expone los componentes esenciales de un vehículo eléctrico de un modo totalmente único jamás empleado anteriormente. La recarga inductiva – el disco azul en el morro – y la toma de corriente para una estación rápida en la parte trasera, igual que el pack de baterías diseñado expresamente para formar parte de un conjunto aerodinámico liso y afilado, son solo unos cuántos ejemplos. El control y las unidades de tracción están expuestos de manera visible, a propósito, ya que ningún automóvil demostraría estos componentes de manera tan clara y con sus funciones tan fáciles de entender.

Valmet dice que hay mucho trabajo para desarrollar nuevos componentes para su integración con los sistemas, ya que las soluciones actuales estandarizadas no son aplicables para las futuras creaciones.

¿Pero quiénes son estos fineses que llaman tanto la atención? El Grupo Valmet es un consorcio industrial con sus principales intereses en la industria de papel, que fabrica todo tipo de maquinaría y los reconocidos tractores del mismo nombre. No obstante la división automóvil es única y separada del Grupo, y se ofrece desde 1969 como fabricante de automóviles exclusivos, con todo un sistema de I+D+i y de fabricación de automóviles de series limitadas, y no tan limitadas. De hecho, desde entonces hasta hoy ya han fabricado más de 1,1 millones de automóviles.

Valmet actualmente se está haciendo un gran renombre en el mundo de los vehículos eléctricos, ya que puede ofrecer a cualquier pequeño fabricante una producción a altísimo nivel.  Desde 2009 Valmet se encargó de la producción de los coches eléctricos noruegos Think (desde la toma de la mayoría de las acciones por parte del millonario ruso Boris Zingarevich no se sabe nada de una posible continuidad de la producción, que actualmente está parada).Valmet además se ha encargada de la producción completa del Fisker Karma, y produce el vehículo de golf eléctrico de gran lujo Garia, una empresa danesa. Fuera del ámbito de los coches eléctricos e híbridos la empresa está actualmente preparando la producción del Marussia B2, un superdeportivo ruso cuyos responsables también han creado un equipo de Fórmula 1, que participará este año.

No es la primera vez que trabaja con los vecinos rusos, ya que en los años noventa se encargó de las versiones europeizadas del Lada Samara. Valmet también fabrica el Porsche Boxster; y durante muchos años había producido versiones especiales de Opel y de Saab, principalmente.

En 2010 Valmet saltó a las noticias al quedarse con la división de techos descapotables del renombrado carrocero alemán Karmann, manteniendo su planta en Osnabrück, donde actualmente se fabrica estos techos especiales para los grandes consorcios internacionales como pueden ser Volkswagen, BMW, renault y Daimler. Valmet tiene otra planta en Polonia y representaciones en Francia, Suecia, Estados Unidos, Corea del Sur, Japón y China.

La historia del automóvil finés es muy escueta. A pesar de formar parte del imperio ruso hasta después de la Primera Guerra Mundial, una situación que no facilitaba desarrollos propios de industrias, el primer automóvil finés data de 1913, cuando un ingeniero con talento presentó su escueto turismo de dos plazas Lindström, que contaba con motor de dos cilindros refrigerado por aire y curiosas ruedas de artillería. En 1921 vino el Riemu, ya con motor de cuatro cilindros y cinco asientos. Entre las dos guerra mundiales Finlandia acogía una serie de carroceros que montaron sus propias carrocerías sobre bastidores traídos de otros países. A raíz de ello nació el coche Finlandia, un automóvil de desarrollo propio que fue equipado tanto de automóvil como de furgoneta. En 1931 empezó la producción de los camiones y autobuses Sisu, tan conocido durante muchos años.

En 1968 se creó el joint-venture Saab-Valmet con el fin de crear una industria en Finlandia, especialmente una red de suministros de piezas. La producción de los primeros Saab en la planta de Uusikaupunkti empezó en 1969, con la idea de fabricar algunos modelos exclusivamente para el mercado nacional. Pero gracias a la elevada calidad que se logró en la planta y su gran flexibilidad, la planta se abrió rápidamente a muchos otros mercados, y llegaron las primeras demandas de producción de series limitadas. Cualquier empresa que estudia la producción de un nuevo automóvil,  también o especialmente si es un vehículo eléctrico o hibrido, debería estudiar la oferta finesa por su enorme capacidad en todos los campos que tiene. 

Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
Aceptar
Manz Soluciones On/Off