ES EN
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar Cuando en 2005 hablé con un alto cargo de la empresa francesa […]
Pininfarina Bolloré Bluecar
13 Abril 2012

Pininfarina Bolloré Bluecar

Cuando en 2005 hablé con un alto cargo de la empresa francesa Bolloré me quedé impresionado por su firme convicción de que su coche eléctrico saldría adelante.  Años después, tras bastantes cambios en la estética, el Bluecar circula en París a plena satisfacción y ya los particulares pueden hacer sus pedidos: este coche eléctrico con su peculiar tecnología de baterías ya es una realidad.

En 2005 Bolloré optó por una batería de componentes de los cuales aún no se había hablado mucho, el litio-metal-polímero (LMP), con el ánodo de litio metálico, una batería con las prestaciones de las actuales baterías de litio-ion, pero más económica de fabricar y menos tóxica, ya que no contiene metales pesados y es 100% reciclable.  “Nuestros esfuerzos en el campo de I+D nos han llevado a desarrollar durante 12 años la batería de litio-metal-polímero, que ofrece prestaciones muy superiores a las baterías tradicionales”, dijo ya en 2005 Vincent Bolloré, presidente del Grupo. “Pero para realizar un éxito económico tras el éxito tecnológico de estas baterías había que demostrar que nuestra tecnología será de plena confianza. Por esta razón hemos decidido elaborar un vehículo eléctrico propio”, añadió en su conferencia de prensa en aquel año. Y aquí esta, tanto el automóvil como las baterías. 

Esta batería se recarga en pocas horas, aguanta más de 200.000 kilómetros y almacena cinco veces más energía que las baterías de plomo, y, además, permite recargas parciales. El BlueCar combina las baterías con ultracondensadores, pequeñas baterías que permiten una elevada carga y recarga momentáneo, o sea se recargan a tope en las frenadas y reutilizan esta energía gratuita en las posteriores aceleraciones. La batería LMP es particularmente insensible a las condiciones climáticas externas y ofrece pues una verdadera seguridad de utilización.

La sociedad Batscap es la encargada de producir estas baterías en una nueva fábrica recientemente inaugurada en la localidad francesa Ergué-Gabéric, que podrá a partir de septiembre de este año fabricar unas 17.500 baterías al año. En 2007 el Grupo Bolloré compró la empresa canadiense Avestor, única sociedad del mundo que también disponía de esta tecnología singular, y desde entonces, ambas plantas la fabrican en conjunto, tanto en Canadá como en Francia.

El automóvil, que se podría titular el Bluecar III, se fabrica actualmente en la planta de Bairo, a 38 kilómetros de Torino / Italia, una fábrica reconvertida que ofrece espacio para una producción de 160 unidades por día. Actualmente se producen unas 15 unidades, pendientes de una creciente demanda. El Bluecar I nació en 2005, ya con la ayuda del carrocero turinés Sergio Pininfarina, quien también diseño el Bluecar II, que fue denominado B Zero. El actual Bluecar es una composición mixta entre ambos proyectos. En el tintero se quedó la singular puerta redonda del primer modelo, y su luna curvada, muy difícil y costosa de realizar. También quedó fuera la versión de cuatro puertas del B Zero, con placas solares en el techo. Lo que ha quedado es un atractivo modelo de dos puertas, de 3,65 metros de largo, que ofrece suficiente espacio para cuatro personas, y un maletero de 350 dm3. El bastidor es de acero y aluminio, mientras que la carrocería lleva piezas de aluminio y de un material plástico. El automóvil solo pesa 1.120 kg, todo un récord para un modelo de estas características. Su potencia ronda los 50 kW máximo, con 35 kW normales, lo que permite velocidades máximas de 130 km/h, limitada electrónicamente, y una autonomía en ciclo urbano de 250 kilómetros, que se reduce a 150 kilómetros si se utiliza muchas las autovías de circunvalación de las metrópolis.

También lleva un moderno ordenador a bordo, que controla el consumo y da todas las informaciones necesarias, combinado con un GPS. Gracias a la ubicación de las baterías por debajo de los asientos de los pasajeros, el Bluecar cuenta con un punto de gravedad muy bajo y un buen reparto de las masas, lo que se interpreta en una buena adherencia en carretera. Quien quiere comprarse un automóvil de tales características puede hacer su pedido ya a través de la página web de la empresa.

La gran ayuda para la implantación del Bluecar es su colaboración con el proyecto Autolib de París, un sistema de automóviles de alquiler, en su mayoría cubierto por los Bluecar. Para junio de este año ya serán 1.740 Bluecar repartidos en 1.100 lugares donde alquilarlos, y 5.000 electrolineras (postes de recarga) repartidos en todo el territorio de la gran París. Para el año 2013 se prevé alcanzar las 3.000 unidades.

Fotos 01, 02 y 03: Bluecar Nº. 1 presentado en 2005
Fotos 04, 05 y 06: Bluecar Nº. 2 denominado B Zero Pininfarina
otras fotos: el nuevo Bluecar 3




Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
Aceptar
Manz Soluciones On/Off