ES EN
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar Vehículos que se inclinan en las curvas para de esta manera luchar contra la fuerza centrífuga […]
Sway Motorsport
17 Abril 2012

Sway Motorsport

Vehículos que se inclinan en las curvas para de esta manera luchar contra la fuerza centrífuga aparecieron por primera a principios de los años cuarenta (ver historia); hoy hay una serie de empresas que desarrollan triciclos de esta manera como el Sway de California, que podría fabricarse pronto en serie.

Desde California, cuna de los inventos ecológicos, procede este curioso triciclo eléctrico que no empezara su producción limitada hasta el año 2013.
Este invento viene de la mano de Joe Wilcox, jefe diseñador de la marco de juguetes IDEO ubicado en Palo Alto (California), y realizador de varios proyectos para el Johnson Space Center de la NASA y otros para el MIT.

La idea comenzó como un sueño con la idea de desarrollar un vehículo simple y de alto rendimiento que tenga la capacidad del balanceo, lo que permitir inclinarse en las curvas como si de una motocicleta se tratase. Este sistema, ya inventado en los años cuarenta, y resucitado en los últimos años como singularidad de algunos vehículos, provoca un gran disfrute al piloto sin que tenga el temor de caerse. Fundamental para este balanceo era la ubicación de la batería fuera de este movimiento, por lo tanto se encuentra dentro de la plataforma donde se apoya los pies. Esta ubicación también ayuda para mantener el centro de la gravedad lo más cercano a la carretera, lo que da más estabilidad al triciclo.

El Sway se podrá utilizar tanto en la nieve, el barro y el hielo. Ello es posible por un motor de 3kW situado en el eje de la rueda trasera y alimentado por un paquete de baterías de Litio fosfato de hierro de 60V, que ofrecen una autonomía de unos 48 kilómetros y una velocidad máxima de 65 km/h.

Un poco de historia:
El alemán Ernst Neumann-Neander antes de la segunda guerra mundial ha estado realizando todo tipo de motos y coches pequeños, intentando siempre combinar las ventajas de uno y otro concepto. Después de la contienda, y en precarias condiciones, nacieron el Kurvenneiger y el Rumpfneiger, triciclos que se inclinaban en las curvas. Una idea tal sólo puede proceder de un motorista, que inclina todo el cuerpo en las curvas. Además, ya se había probado este mismo sistema con los sidecars, que en algunas carreras se inclinaron junto con la moto. Sobre esta base Neumann-Neander desarrolló sus triciclos con rueda única en la parte trasera.

Los dos triciclos sólo tenían un asiento, pero mientras que en el Rumpfneiger sólo se inclinaba la carrocería y la rueda trasera en las curvas, en el Kurveneiger se inclinaban también las ruedas delanteras, por lo tanto todo el conjunto. La tracción se realizaba sobre la única rueda posterior; una tracción delantera se quedó sobre el papel. Las ventajas de estas construcciones, de las que hoy dia los ingenieros se han dado cuenta e intentan perfeccionarlas, son, que no pueden volcar, ya que utilizan el mismo método de los motociclistas para anular la fuerza centrífuga del giro, la inclinación.

La idea del alemán fue retomado en los años ochenta en Inglaterra y en los Estados Unidos casi simultáneamente, presentando vehículos de ciudad, triciclos cerrados, con el mismo conspto. Y desde entonces nacen frecuentemente nuevas construcciones de lo que el anglosajón se llaman tilting vehicles.

Fotos:
01: Neumann Neander Kurvenneiger años 40
02-04: Lean Machine de General Motors, 1982
05: City Mobile Micro 1984
06-07: Daimler-Chrysler F300 Lite Jet Concept 1997



Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
Aceptar
Manz Soluciones On/Off