ES EN
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar El vehículo de movilidad personal (PMV, Personal Mobility Vehicle) TOYOTA i-ROAD, una nueva forma […]
El Toyota i-Road se inclina
00 00 0000

El Toyota i-Road se inclina

El vehículo de movilidad personal (PMV, Personal Mobility Vehicle) TOYOTA i-ROAD, una nueva forma de transporte que ofrece más flexibilidad en entornos urbanos, se estrena para todo el mundo en el Salón del Automóvil de Ginebra 2013.

Con un entorno cómodo y cerrado para dos ocupantes sentados en tándem, el compacto vehículo eléctrico TOYOTA i-ROAD incorpora una exclusiva tecnología de inclinación activa (‘Active Lean’), que permite una agradable experiencia de conducción segura, intuitiva y sin casco, con una autonomía de hasta 50 km con una sola carga.

En el marco de su compromiso de reducir el consumo energético y el impacto medioambiental asociado al transporte, Toyota ha estado investigando e implantando soluciones de movilidad respetuosas con el medio ambiente durante más de 40 años, en busca de la gama definitiva de vehículos ecológicos, diseñada para adaptarse a todos los perfiles de usuario.

Mediante la adaptación de su tecnología Hybrid Synergy Drive® para su uso en vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV, Plug-in Hybrid Electric Vehicles), vehículos eléctricos (EV, Electric Vehicles) y vehículos de pila de combustible (FCV, Fuel Cell Vehicles), Toyota está sentando las bases para la convivencia de distintos tipos de vehículos de movilidad sostenible en el futuro.

Mientras que los vehículos híbridos, los PHEV y los FCV resultan adecuados para un uso general en medias y largas distancias, Toyota apuesta por la fiabilidad de los EV como principal modo de transporte para distancias más cortas. Toyota acumula más de diez años de experiencia en la investigación y desarrollo de vehículos PMV.

Los usuarios de PMV necesitan un vehículo que sea más cómodo, más resistente a la intemperie y más seguro que un ciclomotor o una motocicleta, pero que siga ofreciendo las ventajas de bajo coste de mantenimiento y dimensiones compactas (sobre todo en anchura), para facilitar el aparcamiento y la maniobrabilidad urbana, asociadas a los vehículos de dos ruedas.

Más allá de los 2 350 mm de longitud, 1 445 mm de altura y 1 700 mm de distancia entre ejes, la dimensión clave del ultracompacto vehículo de tres ruedas TOYOTA i ROAD es una anchura de 850 mm, aproximadamente igual que la un vehículo de dos ruedas convencional. Así, el TOYOTA i-ROAD no solo dispone de la misma capacidad de maniobrar libremente incluso entre el tráfico más congestionado, sino que además caben hasta cuatro de ellos en una única plaza de aparcamiento de coche.

El sistema eléctrico sin emisiones del TOYOTA i-ROAD cuenta con una batería de litio-ion que impulsa un par de motores eléctricos de 2 kW montados en las dos ruedas delanteras. Combinando una aceleración enérgica con un funcionamiento muy silencioso, el nuevo PMV de Toyota tiene una autonomía aproximada de 50 km, después de los cuales puede recargarse mediante una toma de corriente doméstica convencional en apenas tres horas. Una de las claves de los mayores niveles de estabilidad, seguridad, confort y placer asociados a la experiencia de conducción del TOYOTA i-ROAD es la nueva e intuitiva tecnología ‘Active Lean’ (Inclinación activa) de Toyota.

El sistema incorpora un motor y un engranaje de inclinación montados sobre la suspensión delantera, y conectados mediante una horquilla a las dos ruedas delanteras. Una ECU calcula la inclinación necesaria en función del ángulo de la dirección, el sensor de giroscopio y la velocidad del vehículo. Luego, el sistema mueve automáticamente las ruedas hacia arriba y hacia abajo en sentido opuesto, y aplica un ángulo de inclinación para contrarrestar la fuerza centrífuga del viraje.

Con un ángulo de giro mínimo de solo 3,0 metros, el sistema también entra en funcionamiento cuando el PMV de Toyota PMV se desplaza en línea recta por una superficie poco uniforme, de forma que el sistema de inclinación compensa automáticamente los cambios de la superficie de la vía para mantener el nivel de la carrocería.

El sistema ‘Active Lean’, que no precisa de ninguna habilidad de conducción especializada, ofrece una experiencia de conducción única con toda la intensidad de una motocicleta y sin necesidad de que el propio conductor estabilice el vehículo en las maniobras a baja velocidad o en parada.

Dado que el sistema ‘Active Lean’ elimina la necesidad de que el conductor baje los pies a la superficie de la vía en ningún momento, la carrocería del TOYOTA i ROAD puede ser cerrada, hermética y más segura.

Eso no solo significa que el nuevo PMV de Toyota se puede conducir sin casco, sino también que dispone de un entorno a bordo más similar al de un coche, con la posibilidad de disfrutar de elementos como la iluminación, la calefacción, un equipo de sonido y conectividad Bluetooth con teléfonos móviles.

Los trabajadores de las áreas metropolitanas podrían usar el transporte público o un vehículo particular convencional para desplazarse hasta nodos de transporte en el perímetro urbano y, desde allí, cambiar al TOYOTA i ROAD para completar su recorrido y moverse por el centro de la ciudad.

Sus dimensiones compactas, maniobrabilidad, facilidad de aparcamiento, recarga rápida y disponibilidad en formato abierto o de cabina cerrada hacen del nuevo PMV de Toyota una solución ideal de transporte urbano, diseñada para reducir la congestión y las emisiones de CO2, NOx y partículas en los centros urbanos, sin renunciar a la libertad de movimiento individual.

Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
Aceptar
Manz Soluciones On/Off