ES EN
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar Hace 50 años, a finales de 1966 General Motors realizó la primera prueba de un vehículo impulsado […]
La pila de combustible y la llegada a la luna
14 Diciembre 2016

La pila de combustible y la llegada a la luna

    Compartir
    Hace 50 años, a finales de 1966 General Motors realizó la primera prueba de un vehículo impulsado por pila de combustible con el modelo Electrovan. Fue un proyecto apoyado por la NASA, que buscaba febrilmente un tipo de propulsión casi infinita para sus cohetes con el fin de llegar a la luna.

    Floyd Wyczalek, de 91 años, gerente de Proyectos de Desarrollo de Pilas de Combustible de GM en aquellos años, recuerda al equipo de 200 personas que trabajó en la primera aplicación tecnológica de pilas de combustible de hidrógeno tras el desafío que el presidente John F. Kennedy planteó a la NASA en 1962 para logar que el hombre aterrizara con seguridad en la luna antes del final de la década.

    "Trabajamos en tres turnos en este proyecto a partir de enero de 1966 y terminamos 10 meses más tarde con una demostración en la conferencia de prensa Progreso de la energía", afirma Wyczalek.

    El Electrovan fue estrictamente desarrollado como un modelo de pruebas para explorar el hidrógeno como fuente de energía para la propulsión de vehículos, alimentado por 32 pilas de combustible.
     
    "La durabilidad de las pilas de combustible se realizó durante un período de varios meses en una pila de prueba", asegura Wyczalek. "Los test de conducción, aceleración y velocidad máxima se llevaron a cabo en un banco de potencia".
     
    Después del final del proyecto, el Electrovan fue almacenado en una nave en Pontiac (Michigan) durante 31 años antes de ser redescubierto en 2001 y asignado para su uso en exhibiciones de la pila de combustible o cedido a exposiciones cuando no está en el museo del GM Heritage Centre. Pontiac es el centro neurálgico del negocio global de pilas de combustible de GM desde finales de 2012.
     
    GM ha invertido más de 2.500 millones de dólares en tecnología de pilas de combustible y está entre los líderes de patentes junto con Honda, su colaborador desde 2013, en el desarrollo de un sistema de próxima generación que será mucho más potente pero una fracción del tamaño del equipo acumulado en el Electrovan, que tenía sitio para solamente un conductor y dos pasajeros.

    El uso del hidrógeno como fuente de energía no es nada nuevo, como tampoco lo es la pila de combustible, la batería mecánica, que se alimenta con el hidrógeno y propulsará los vehículos del futuro. Este sistema tiene 160 años a su espaldas, pero fueron necesarios nuevos avances en electrónica y técnica en general para haber podido adaptar este concepto a un vehículo moderno. Fue gracias a la pila de combustible y al hidrógeno que la nave espacial Apollo XI llegó a la luna, imposible con el petróleo y el gran depósito que hubiera necesitado. Y fue gracias a estos espectaculares eventos que se avanzaba en el campo de fuentes energéticos nuevos, que hoy día se van a emplear para garantizar un futuro a nuestros vehículos y la independencia que ellos otorgan a sus propietarios.

    Este sistema fue presentado en estado de embrión por William Grove en 1841, perfeccionado en los Estados Unidos en 1889, pero llevado a la realidad palpable a partir de finales de los años cincuenta, ya que su evolución precisaba mucho capital. Al termino de los años cincuenta el profesor alemán Nordhoff, entonces presidente de Volkswagen, pronosticó que ¡la pila de combustible será el propulsor de los automóviles del futuro!

    Según todos los indicios, y a pesar de los detractores, el hidrógeno será probablemente el combustible que reemplazará definitivamente al petróleo, ya que, por fin, es una fuente inagotable (el agua) que no debería producir las dependencias que ha producido el petróleo a lo largo de las últimas décadas.
     


    Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
    Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
    Aceptar
    Manz Soluciones On/Off