ES EN
Prestige Electric Car PrestigeElectricCar El equipo de pruebas de Prestige Electric Car / Bike ha podido disfrutar de la Yamimoto City durante […]
Yamimoto City
00 00 0000

Yamimoto City

Compartir
El equipo de pruebas de Prestige Electric Car / Bike ha podido disfrutar de la Yamimoto City durante una semana, que se aprovechó para sacar buena "tajada" de un medio de transporte que abre nuevos horizontes. Pedalear en una bicicleta pero contar con el amigo invisible que te empuja por detrás y te facilita las súbidas, es todo un placer. Es como vivir la bicicleta de toda la vida de otra manera, redescubrir algo que sobre todo los mayores ya posiblemente hayan descartado - pero que abren nuevos caminos de movilidad.



El equipo de Prestige Electric Car ha tenido el gusto de utilizar la bicicleta eléctrica urbana plegable City de la marca española Yamimoto durante casi una semana. Lo que destaca de esta bicicleta es su cuidado diseño en comparación con otros modelos del mercado. En este modelo se ha integrado la batería dentro del marco evitando que la batería pueda ser golpeada o sustraída. Con la incorporación de la batería se consigue un marco más grueso y pesado, pero se elimina la incomodidad y la mala estética de las baterías a la vista, y además permite tener un lugar de carga en la parte trasera de la bicicleta.

Hemos sometido la bicicleta pequeña de Yamimoto a un recorrido de ida y vuelta entre dos pueblos situados en la Sierra Norte de Madrid, de 5.41 kilómetros de distancia y una ascensión total de 115 metros. De estos, 2.34 kms son de subida contando en los últimos 400 metros con una subida superior a un 15%. A pesar del gran desnivel la bicicleta ha subido sin problemas a una velocidad de unos 15km/h, a pesar de que en el último tramo con un nivel de asistencia 6 el controlador nos avisaba que se iba a agotar la batería si continuaríamos en este ritmo. No obstante la bicicleta aguanto perfectamente hasta el punto más alto y se volvieron a poner casi todas las barritas del indicador de la carga de batería.

Para comprobar las ventajas de tener una bicicleta eléctrica si se tiene pensado usarla para el transporte urbano hemos realizado una comparación entre una bicicleta eléctrica, en este caso la Yamimoto City, y una convencional. la K2 Lithium, para realizar los 5.41 km de ida y vuelta entre los dos pueblos de montaña. La prueba ha sido realizada por un ciclista aficionado por lo que los datos podrían variar según las condiciones físicas de cada uno.

Con la Yamimoto hemos obtenido una velocidad media de 21.5km/h realizando toda la vuelta en tan solo 15:05 minutos, sin cansancio y sin sudar ni una gota, disfrutar del viaje, del entorno y de la comodidad de utilizar este medio de transporte.

Con la bicicleta convencional se ha obtenido una velocidad media de 15.3km/h realizando la vuelta en 21:12 minutos. La subida ha costado bastante sudor; en algunos el ciclista tuvo que ponerse de pie para superar la subida final. Al llegar a la parte más alta se notaba el cansancio por el esfuerzo realizado en toda la subida.

Con esta pequeña prueba se puede ver que si lo que se desea es utilizar la bicicleta como medio de transporte, o eres una persona que las subidas no son lo tuyo, lo ideal será pues comprar una bicicleta eléctrica que permite realizar buenos trayectos sin apenas cansarse. En la galería fotográfica hay un montaje sobre los datos de las dos bicicletas realizadas a través del GPS.

Las ventajas de esta bicicleta eléctrica urbana son su reducido peso de 19,4kg y su facilidad para plegarse y poder ser transportado, como por ejemplo en el maletero del coche. Las buenas prestaciones de la Yamimoto City son posibles gracias a su motor de 250 W / 36V  ubicado en el eje trasero, y alimentado por una batería Powervanic de litio-ion de 36V / 7.8Ah que ofrece una autonomía de entre 45-50 kilómetros, dependiendo del nivel de asistencia.

Como inconvenientes cabe destacar su precio de 1.499€, ligeramente por encima de los precios de la más cercana competencia. No obstante el cliente elegirá a  la Yamimoto City por su mejor diseño de los detalles y su excelente acabado, la estabilidad que demuestra en la conducción, y además cuenta con un controlador mucho más sofisticado que ofrece seis niveles de asistencia.

Victor, amante del deporte de dos ruedas: las bicicletas eléctricas a veces se me quedan justas de prestaciones, pero como transporte entre pueblos son perfectas, ya que vas rápidamente y sin cansarte.

Virginia, mujer joven que pocas veces utiliza una bicicleta: la Yamimoto City es genial para mí, ya que puedo subir las grandes cuestas sin problemas y me anima a montarla más a menudo, porque ya no existe el malestar del cansancio. Para mí además esta bicicleta resulta ser muy cómoda.

Christian, hombre de unos cincuenta años que rara vez utiliza la bicicleta: yo encuentro la bicicleta eléctrica genial, me anima a salir más a menudo y realizar trayectos más grandes que los que suele realizar a pie. Me encanta ir a una velocidad de unos 15km/h cambiando el nivel de asistencia según la orografía para sentirme siempre cómodo.

Aurora, mujer de unos cincuenta años nada acostumbrada a la bicicleta: la Yamimoto City me sorprendió por su fácil uso y su seguridad al utilizarla, tanto con nivel de asistencia baja como alta. Se arranca bien con una asistencia baja, ya que la bici no se te va, y en las cuestas es muy cómodo aumentar la ayuda.
Utilizamos cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web.
Al continuar utilizando este sitio web usted está dando su consentimiento a nuestra política de cookies
Aceptar
Manz Soluciones On/Off